Se ha producido un error en este gadget.


lunes, 20 de junio de 2011

LA NOCHE BLANCA DE CÓRDOBA

El sábado quedamos con la familia para dar una vuelta con los peques. La verdad es que hemos quedado varias veces con Marian, Rafa y Rafael y lo hemos pasado estupendamente. Estamos en la misma sintonía, y además de ser familia compartimos muchas conversaciones, buenos momentos, y lo más importante, nuestros hijos se llevan genial. Rafael y Miguel están deseando estar juntos, uno porque eso de ser el mayor es un paso muy importante.... y el otro, porque eso de tener un primo mayor a quien imitar es lo mejor que te pueda pasar.
El caso es que decidimos aparcar el coche por el Hesperia y caminar y tapear por la Judería.


El atardecer que presenciamos no era normal, las luces y sombras que se proyectaban en el Guadalquivir, salían de lo normal.



 La gente, los turistas, ..... todo el mundo admiraba el atardecer como sí de una puesta de sol playera se tratará.




Nuestra primera parada en el camino fue en Casa Pepe de la Judería, un lugar lleno de encanto y de una comida exquisita. Que croquetas caseras, que bravas!!! madre mía! todo un lujo.



Después y a tan solo 20 metros El Churrasco, me encanta este sitio, me trae muy buenos recuerdos, me gusta el olor a brasas, la gente que en la barra se apiñaba, y lo que más me gusta es el churrasco con las dos salsas que nos comimos.

El postre decidimos tomarlo en La Flor de Levante en las Tendillas, buenísimo. El helado mejor de toda Córdoba. La trufa de esta heladería no es normal, ayyyy que delicia!!!



Una noche estupenda, una conversación mejor, pero lo más importante para mí LA COMPAÑÍA

2 comentarios:

Javi dijo...

mmmmmm rico rico

Anónimo dijo...

PUES SI ESAS NOCHES SON DIFICILES DE OLVIDAR.