Se ha producido un error en este gadget.


lunes, 26 de septiembre de 2011

Dos semanas

Dos semanas desde la última entrada... mucho tiempo para volver a escribirte, pero con ganas de seguir contándote cosas mías.
He estado de parón por que han sido muchas las cosas que han pasado en estos días... necesito tiempo para ir analizando todo y para poner cada cosa en su sitio.

Te conté hace días que cambiaba de trabajo, y el cambio ha sido muy fuerte. Bueno.... de trabajo no he cambiado, que me he expresado mal, lo que pasa es que llevaba 10 años trabajando con niños mayores, y ahora..... madre mia me espera un 1º de Primaria, con niños de 5 y 6 años.

Cuando me propusieron el cambio fue algo muy fuerte para mi, lloré, me desesperé, aluciné en colores porque todos los cambios requieren mucho esfuerzo y trabajo, pero... yo tengo muchas ganas, y tengo la suerte de trabajar en lo que me gusta y en lo que he estudiado.

Las niñas y los niños tan pequeños están siempre requiriendo mi atención, la verdad es que es otra dimensión de la educación, y pienso que todas las maestras deberían pasar por este curso al principio de su carrera, porque.... o sigue con la vocación o te vas a la lista del paro en  dos segundos.

Tengo algunas ventajas para realizar este trabajo con niños tan pequeños, y la verdad es que me está sirviendo ser una mujer cariñosa, habladora, maestra vocacional y lo más importante MADRE, porque  me he dado cuenta, que en tan corta edad, tienes que ser maestra lo primero y madre lo segundo.

Estoy contenta, con mucho trabajo pero ilusionada con el cambio. Estoy aterrizando, bajandome a la base para crear y enseñar a 25 personitas que YA me tienen enamorada.