Se ha producido un error en este gadget.


jueves, 24 de marzo de 2011

UN OLOR QUE ME RECUERDA A......

Esta mañana he tenido una experiencia fantástica. Estaba en clase, con mis niños encantada de la vida, y enseñándoles a crear campos semánticos. Cuando.... poco a poco me vinieron a mis glándulas olfativas un olor, que me era muy familiar. Un olor que me traslado a mi adolescencia......INCIENSO




Cuando teníamos 14 o 15 años mi amigo Antonio, Sori y yo estábamos locos por la Semana Santa. Esta afición nos hacía hacer cosas que ahora me asombro. Cuando llegaba la cuaresma no parábamos, de iglesia, en iglesia, de paso en paso...una cosa exagerada. Nos conocíamos todos los arreglos y novedades de los pasos de palio y de Cristo de toda la Semana Santa cordobesa.




Recuerdo con mucho cariño nuestras salidas de los sábados: ¡¡ visitar pasos en las iglesias!!. Vivíamos en Ciudad Jardín, quedabamos en el Instituto y de allí por toda Córdoba caminando. De los Padres de Gracia nos íbamos a San Lorenzo, luego a San Andrés, subíamos hasta San Andrés, San Hipólito, San Nicolás de la Villa, un no parar....






Recuerdo a Sori explicándonos aspectos técnicos de los pasos y a Antonio fijándose en lo artístico, en las sayas de las vírgenes, en los palios, en los varales, en los costales, candelería....




Y hoy me he acordado de ellos, ese olor.... me ha llevado a esos días. A mí me sigue gustando la Semana Santa, aunque José Amador no lo comparte conmigo. Me gusta como manifestación artística, como esplendor de mi ciudad.


Con Antonio no he perdido el contacto porque por casualidades de la vida somos "primos postizos" (Amador es su primo), a Sori sí hace mucho tiempo que no lo veo, pero sé donde está. Me emociono de pensar en esos paseos, y en esas ilusiones, pero también me motiva ver cómo ha pasado el tiempo y que cada uno estamos inmersos en la vida de una u otra manera

4 comentarios:

Anónimo dijo...

Yo les recuerdo dando tumbos por el instituto, riendo a sonoras carcajadas cuando todavía no les conocía bien. Después, por una de esas maravillosas casualidades de la vida, una persona me presentó a Ana quien a su vez, en la Avenida Parque me presentó formalmente a Sori. Puedo presumir hoy de ser su nexo y de sentir un cariño insuperable por los dos, tanto, que a veces hasta me pongo celosilla...

mery dijo...

No parabas en casa en Semana Santa, la vivías a tope. Me acuerdo de Sori y de las risas que echábamos, me ha venido a la mente un listening que tuvisteis que grabar en casa...jajajaj

Fran-Sori dijo...

jajajajaja, ¡jo Ana!, qué buenos recuerdos me has hecho refrescar en mi mente y en mi corazón.
A mí me sigue encantando la Semana Santa e incluso hace unos años tuve la oportunidad de estar en una Junta de Gobierno de mi Hermandad, fue una bonita experiencia. Pero...¿y lo que aprendimos del callejero de nuestra ciudad gracias a esos paseos?...
¿Sabes lo que más me emociona?...el pensar que nuestras vidas han vuelto a cruzarse, que el destino nos ha hecho compartir un mismo techo...en este caso el Colegio donde trabajamos, quién nos lo diría, eh?...
Muy buenos e inolvidables también los momentos del listening en tu casa y del momento en que conocí a Mercedes justo delante de la puerta del instituto.
Por cierto Ana, ¿te acuerdas del muelle? jajajajaja.
Bueno, mañana hablamos, porque por suerte mañana nos veremos enseñando y educando a nuestros/as alumnos/as.
¡¡¡Enhorabuena por tu blog!!! Un beso muy fuerte.

Cordobés dijo...

Que grande es la semana santa Cordobesa! Qué recuerdos más buenos de nuestra ciudad. Me ha gustado mucho tu post y las fotos que has publicado. Yo también he escrito uno en mi blog si te interesa consultarlo: http://www.delejuventudcordoba.es/que-hacer-en-cordoba/semana-santa-cordoba/
Saludos!